AEMPS RECUERDA QUE EL DICLOFENACO AFECTA A LA FAUNA SALVAJE

Recientemente se ha publicado el primer caso documentado de intoxicación por Diclofenaco de un buitre en España. Se trataba de un buitre negro de cinco meses de edad que fue encontrado muerto en su nido en el Espacio Natural Protegido de la Sierra de Boumort (Lérida) en septiembre de 2020.  El buitre negro es una especie cuyo estado de conservación en España es “vulnerable” según el Catálogo Español de Especies Amenazadas y hay que recordar que en España se encuentra el 96% de la población europea de buitre negro.

Los dos medicamentos veterinarios autorizados en España a base de diclofenaco están sujetos a prescripción veterinaria. AEMPS recuerda que, dada la elevada toxicidad del diclofenaco para los buitres, estos medicamentos “no pueden prescribirse ni administrarse a animales susceptibles de entrar en la cadena alimentaria de la fauna salvaje”. Esto incluiría tanto a animales que pudieran acabar en muladares como a animales criados en extensivo. Puede encontrarse más información al respecto en la nota informativa publicada en la AEMPS en 2018. Estas medidas están destinadas a proteger a las aves necrófagas, de las que España es un importante reservorio tanto en el ámbito europeo como el internacional.

Puedes leer un artículo (en inglés) con más información sobre el caso pinchando AQUÍ