SEMINARIOS “DIAGNÓSTICO CON SENTIDO” SOBRE PATOLOGÍA RESPIRATORIA BOVINA

El programa de seminarios sobre patología respiratoria en bovino impartido por Zoetis a través de su plataforma “Diagnóstico con Sentido” arranca el año 2022 con una nueva formación centrada en la recogida de muestras para el diagnóstico laboratorial de la ERB (Enfermedad Respiratoria Bovina). Este seminario ahondará, de una manera muy gráfica y sencilla, en las técnicas de aspirado intratraqueal, torundas nasofaríngeas y torundas convencionales, además de exponer las principales muestras a recoger en la necropsia del animal.

Fecha: 18 de enero a las 16:30 h

Modalidad: online

Inscripciones: aquí.

El programa, que abarca un total de 12 seminarios, comenzó el pasado año y tiene como objetivo principal profundizar en la práctica diagnóstica de la Enfermedad Respiratoria Bovina. Una enfermedad con un alto impacto tanto en vacuno de carne como en novillas, futuras productoras, que tiene elevados índices de morbilidad y mortalidad.

Así, a través de estas formaciones se pretende ahondar en el diagnóstico, toma de muestras y pronóstico, incidiendo especialmente en el uso práctico de la ecografía en el diagnóstico, a través de un elenco de profesionales expertos del sector: Javier Blanco, jefe del Servicio de Rumiantes del HCVC (Madrid), Francisco Javier García Peña, jefe de división de la Sección Microbiológica de Aguas en el Laboratorio de Salud Pública del Ayuntamiento de Madrid, Juan Francisco García Marín, profesor titular de Sanidad Animal en la facultad de veterinaria de la Universidad de León, y José María San Miguel, directo técnico nacional de rumiantes en Zoetis España.

En definitiva, una revisión global holística de la ERB con la que intentar mejorar su control a lo largo de todo el proceso integral del cuidado animal (Continuum of care: predicción, prevención, diagnóstico, tratamiento).

Artículo anteriorCASO CLÍNICO ONLINE: BROTE CLÍNICO EN UNA GRANJA DE VACUNO
Artículo siguienteCHARLA ONLINE: “RESISTENCIA ANTIMICROBIANA: LA PANDEMIA SILENCIOSA”