Charla One Health del Colegio de Veterinarios en el IES Valle de Aller

0
144

El Colegio de Veterinarios de Asturias, en colaboración con la Consejería de Educación del Principado de Asturias y dentro del programa de charlas sobre el enfoque One Health (Una Sola Salud), visitó recientemente el IES Valle de Aller, donde se ofreció una conferencia a más de un centenar de estudiantes de Biología del IES Valle de Aller.

El voluntario encargado de impartir la charla fue nuestro compañero Enmanuel Miranda Lozano. La presentación se centró en las áreas clave donde el enfoque One Health es crucial, como la inocuidad de los alimentos, el control de zoonosis y enfermedades emergentes, y la lucha contra la resistencia a los antibióticos.

Miranda destacó la lección fundamental aprendida de la crisis de la Covid-19: la colaboración entre las esferas de la salud humana, animal y ambiental es esencial para prevenir y abordar problemas de salud significativos. El 61% de los 1.415 patógenos humanos conocidos son zoonóticos, es decir, transmitidos de animales a humanos, por lo que esta cooperación es crucial, ya que estas zoonosis son responsables de al menos 2.400 millones de casos de enfermedades humanas y ocasionan alrededor de 2,2 millones de muertes al año, especialmente en las áreas más desfavorecidas del planeta. Además, de cada 5 nuevas enfermedades humanas que emergen anualmente, 3 tienen su origen en animales domésticos o salvajes.

La charla abordó las diversas formas de transmisión de zoonosis, incluyendo el contacto directo con animales (como la rabia), la transmisión a través de vectores como garrapatas y mosquitos, y las zoonosis alimentarias relacionadas con el consumo de alimentos como la Salmonelosis, Triquinosis,  Anisakiosis…

Un momento destacado de la conferencia fue la participación activa de los estudiantes en el análisis de un caso clínico real de zoonosis, donde se abordó la infección de un gato local por un nemátodo pulmonar, lo que permitió a los estudiantes comprender la labor del veterinario clínico en la práctica. De la mano del veterinario, los estudiantes llevaron a cabo los distintos pasos para diagnosticar la enfermedad: recopilación de datos proporcionados por el dueño del animal, observación detallada del animal, exploración completa del animal, y realización de pruebas específicas como análisis de heces, análisis de sangre y radiografías. Una vez identificada la causa de la enfermedad del gato, se procedió al tratamiento más adecuado.

Este ejercicio proporcionó a los estudiantes una comprensión práctica de la interpretación de una radiografía. Además, se destacó la importancia crucial de contar con profesionales veterinarios competentes, no solo para la salud de las mascotas, sino también para preservar la salud ambiental y humana.