El Colegio de Veterinarios incide en la importancia de continuar preservando la salud de las mascotas

Armando Solís, presidente del Colegio, recuerda que los servicios veterinarios se siguen prestando durante el estado de alarma y explica que “mantener los controles de salud de nuestros animales de compañía les protege a ellos y a nosotros”

El Colegio Oficial de Veterinarios del Principado de Asturias recuerda que los servicios veterinarios son actividad esencial y se siguen prestando durante el estado de alarma. En este sentido, su presidente, Armando Solís, señala que “como se recoge en la resolución de la Consejería de Salud del 3 de noviembre, los centros veterinarios desarrollan actividad esencial, continúan abiertos y las visitas al veterinario están permitidas”. Solís señala que “no podemos descuidar esta cuestión. Es necesario mantener el control sanitario de nuestros animales de compañía, no descuidar la preservación de su salud y continuar con las revisiones necesarias”. “Esto”, añade, “les protege a ellos y nos protege a nosotros”.

Más allá del trabajo de las clínicas de pequeños animales, Solís quiere recordar que el trabajo de los veterinarios ha sido aún más intenso durante la pandemia. No en vano, tanto los veterinarios de grandes animales como todos aquellos dedicados a la seguridad y calidad alimentaria están realizado una labor vital. “Una de las principales funciones de la profesión es garantizar la seguridad alimentaria, e incluso en los peores momentos, se veló por esto. Siempre se trabaja para asegurar que todos los alimentos que consumimos lo hagan con toda calidad y seguridad”, explicó Solís.

La labor de la profesión en una situación de pandemia como esta resulta de especial importancia debido a la amplia experiencia de los veterinarios en el control epidemiológico. “Además, los veterinarios llevamos más de 80 años luchando contra coronavirus en animales”, explica Solís, que destaca la sólida formación de la profesión en la prevención, control y erradicación de zoonosis.