La vacunación antirrábica de perros ya es obligatoria en Asturias

0
9486

Estimados compañer@s,

El pasado día 27 de marzo de 2023 se publicó en el BOPA la nueva normativa (Resolución de 21 de marzo de 2023 de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial), que declara obligatoria la vacunación contra la rabia de todos los perros que residan en el Principado de Asturias, vacunación que deberá efectuarse por veterinarios colegiados acreditados.

Si el perro no estuviese identificado, se procederá a su identificación de forma previa a su vacunación

La resolución establece que la primera vacunación se realizará cuando el perro tenga al menos 3 meses de edad y, de forma obligatoria, antes de que cumpla los 6 meses.

Y para los perros de edad superior a 6 meses, la norma establece un período transitorio de seis meses, con el fin de facilitar a sus titulares el cumplimiento de la vacunación.

En todos los casos, la revacunación será obligatoria antes de que finalice el período de validez de cada vacuna, según establezca su especificación técnica de comercialización (es decir, el prospecto del producto).

Quedan prohibidas las concentraciones de animales, entendidas como reuniones de animales de distintos titulares, para su vacunación.

Tras la vacunación/revacunación, se deberá anotar en RIAPA el TIPO, LOTE Y VALIDEZ de la vacuna empleada (NOTA IMPORTANTE: SE ESTÁN IMPLEMENTANDO LOS CAMBIOS NECESARIOS EN RIAPA PARA PODER PROCEDER A ANOTAR LOS DATOS ANTERIORMENTE INDICADOS).

Por el contrario, salvo en los casos de intercambios comunitarios, la vacunación antirrábica tendrá carácter voluntario para los gatos y los hurones.

La asesoría jurídica colegial estará a vuestra disposición para las aclaraciones que se precisen.

Desde el Colegio, que de forma permanente hemos argumentado científicamente a la administración regional que la rabia está reconocida como una enfermedad reemergente, y que la vacunación masiva es el único método correcto para interrumpir el ciclo de la transmisión de la enfermedad al hombre, valoramos positivamente el cambio normativo, así como el esfuerzo de la Consejería de Medio Rural y, muy particularmente, de la actual Dirección General de Ganadería (lee aquí la noticia), en implementarlo.

Sin embargo, este primer paso (que siempre es el más importante, pues inicia un camino), deberá venir acompañado en nuestra comunidad autónoma, y más pronto que tarde, por una vacunación antirrábica anual de la enfermedad, tanto para perros, como para gatos (y hurones), pues la inestable situación geopolítica que estamos viviendo en Europa, constituye un importantísimo factor de riesgo para la introducción de rabia en nuestro país.

El Colegio no cejará en su empeño de conseguirlo.

Recibid un muy afectuoso saludo,

La Junta de Gobierno.