La AEMPS recuerda la importancia de no permitir que los cadáveres de animales ‘eutanasiados’ sean accesibles a la fauna silvestre y los animales domésticos

0
801

La Agencia española del medicamento y productos sanitarios (AEMPS) ha hecho pública una nota en relación al uso del pentobarbital sódico como eutanásico de animales, tanto de compañía como de producción.

Desde la agencia se hace hincapié en evitar que los animales eutanasiados con medicamentos que lleven pentobarbital sódico o también cualquier otro principio activo autorizado para este fin, puedan pasar a la cadena trófica de la fauna silvestre.

Como se trata de medicamentos  de uso exclusivo por un veterinario, se recuerda a los colegiados, responsables de los animales sometidos a eutanasia y al público en general, la importancia de una adecuada gestión de los cadáveres.

Estos cadáveres son SANDACH, cuyo destino solamente puede ser el tratamiento en una planta autorizada (PROYGRASA) o incineración en una planta autorizada para ello. Nunca pueden destinarse a la alimentación de necrófagas o fauna silvestre. Tampoco al enterramiento sin autorización expresa.

Puedes leer aquí la nota de la agencia:

NI-MVET-07-2023-pentobarbital-sodico